Alimentar el planeta: cómo las empresas de alimentos y bebidas pueden marcar una diferencia real

Se pronostica que la población mundial crecerá a 9.300 millones en 2050. Para respaldar esto, la producción de alimentos debe aumentar en un 60%según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

 

Al mismo tiempo, un tercio de nuestra comida se desperdicia a nivel mundial y esa cantidad sigue creciendo. Si pudiéramos reducir el desperdicio y la pérdida de alimentos en un 25 %, tendríamos alimentos adicionales para unas 500 millones de personas.

 

Un número cada vez mayor de fabricantes de alimentos y bebidas, está comprometido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU  y trata de reducir el desperdicio de alimentos, pero gran parte se pierde debido a la ineficiencia.

 

Por ejemplo, una granja puede eliminar una fruta de forma extraña, puede que se eche a perder durante el transporte al extranjero debido a un mal funcionamiento del sistema de refrigeración y el supermercado puede terminar desechándola debido a un desequilibrio entre la oferta y la demanda. Finalmente, un consumidor a menudo tira comida perfectamente buena porque tiene la fecha impresa "consumir antes de".

 

Feeding the planet

 

Eliminar los desechos para alimentar mejor al planeta, es un desafío complejo tanto para la producción de alimentos premium, como para los básicos. Las claves para resolver este enorme problema, son la transparencia de la cadena de suministro y el intercambio de datos, desde la granja hasta la mesa. Para los alimentos premium, el consumidor quiere ver y valora los datos sobre el pedigrí del alimento, para los productos básicos, necesita los datos de la cadena de suministro de alimentos para reducir el desperdicio y ser más rentable.

 

Cuando hay transparencia sobre la calidad o el grado de los ingredientes, por ejemplo, los plátanos verdes rectos o los pepinos doblados, pueden enrutarse para el procesamiento de alimentos en lugar de desperdiciarse. Cuando la cadena de frío de salida tiene las lecturas de temperatura ideales para la entrega perfecta, se puede mostrar una fecha de caducidad más larga en el estante del supermercado.

 

La forma eficiente de alimentar al planeta, es utilizar una plataforma digital que recopile información de la cadena de suministro de alimentos y aplique inteligencia artificial (IA) para impulsar decisiones automatizadas e inteligentes. Un ejemplo de esto en acción, es capturar los atributos de calidad de los productos de la granja y durante el procesamiento, de modo que la oferta pueda coincidir con la demanda de manera óptima y se reduzca el desperdicio.

 

Otro ejemplo, es determinar dinámicamente una fecha de caducidad y ajustar los precios con un algoritmo de aprendizaje automático. Las tiendas de comestibles que implementan estantes inteligentes, con precios dinámicos basados en la vida útil restante del producto, informan un tercio menos de desperdicio, y se espera que los ahorros aumenten a medida que el algoritmo de aprendizaje automático, se vuelve más inteligente con el tiempo. Todo esto se suma a menos desperdicio, costos más bajos, más ingresos y consumidores felices y mejor alimentados.

 

La tecnología está aquí. Ahora depende de los procesadores de alimentos y bebidas, poner las soluciones a trabajar para ayudar a alimentar el planeta y mejorar la salud de su negocio al mismo tiempo.

 

Para obtener más información sobre cómo crear un futuro alimentario sostenible, de la granja a la mesa, haga clic aquí.

 


Imprimir  
Image

A global services company

 

Últimas publicaciones

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.